Hola y Bienvenid@ a nuestro sitio Web. Como iglesia hemos sido llamados a llevar la palabra de buenas nuevas al mundo, y a ministrar a nuestros projimos no solo en nuestras ciudades locales, sino en “Judea y hasta lo ultimo de la tierra”. La gran diferencia entre nosotros hoy dia y la iglesia primitiva, es que nosotros tenemos la ventaja de la tecnologia que nos permite de alguna manera ser omnipresentes en ese mundo cibernetico en el que la mayoria de la sociedad vive hoy. Queremos llevar el mensaje de Dios al mundo atraves de pequeños (y alguna veces largos) articulos publicados aqui, caracterizados por estar siempre dirijidos y filtrados por la palabra de Dios mismo : La biblia.

Somos Ministerios aqui entre nos. Pero ustedes como muchos se preguntaran:  que es un Ministerio?

Ministerio es la palabra que por lo general se usa para identificar el trabajo del clero cristiano. En su sentido bíblico, sin embargo, ministerio es un término más completo que adecuadamente denota el trabajo de toda la iglesia, el cuerpo de Cristo en el  mundo. Ministerio es lo que la iglesia hace en obediencia a los mandatos de su Señor. La palabra ministerio comúnmente se usa para traducir varias palabras del NuevoTestamento, siendo la más común diakonia (“servicio, ministerio ”) y sus formas derivadas. El conjunto de palabras diakonia, incluye también el verbo diakone (“servir, ministrar”) y el sustantivo diakonos (“siervo, ministro, diácono”), aparece alrededor de 100 veces y denota básicamente el humilde servicio que una persona ofrece a otra. En la época del Nuevo Testamento por lo general correspondía al siervo que atendía las mesas o cumplía alguna otra tarea de poca importancia. Jesús, es el modelo de nuestro ministerio.

(Tomado de las Normas doctrinales: El ministerio pentecostal y la ordenación. Aprobado por el Presbiterio General Agosto 1 y 3, 2009)

Mateo 25:35-46Nueva Versión Internacional (NVI)

35 Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; 36 necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.” 37 Y le contestarán los justos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber?38 ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? 39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?” 40 El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.”