El pastor David Acton lleva más de veinte años de experiencia trabajando Misiones. Todo su trabajo ministerial misionero ha sido desarrollado en el exterior; en lugares que incluyen el área del caribe, Alemania y España. Su llamado al ministerio se da mientras estaba haciendo  estudios de leyes en la universidad internacional de la Florida. Estando en la universidad conoce a quien es hoy su esposa y se van al seminario en San Francisco, Ca.

 

Después de terminar sus estudios de maestría en teología comenzó su viaje misionero a través de los países ya mencionados para finalmente regresar a su iglesia madre Christ Fellowship en la comunidad de Pinecrest en la ciudad de Miami,Fl. Nació y creció siendo parte de la primera iglesia bautista de esta ciudad y por los dos últimos años es el pastor encargado de las misiones y evangelismo. Su llamado y pasión es la plantación de nuevas iglesias desde la creación de redes de grupos pequeños.

 

Su labor evangelística se divide entre países de centro y sur américa e islas del caribe como cuba, donde el pastor David viaja en compañía de grupos de la iglesia local en Miami. De su trabajo en Miami y especialmente en la nueva iglesia hispana plantada dentro de una comunidad mayormente hispano hablante, el pastor David da un promedio de dos familias nuevas por semanas durante estos dos últimos años.

 

Dentro de las comunidades hispanas que el pastor atiende en su ministerio se encuentran una variedad amplia de niveles socio-económico que él ha dividido o clasificado por el país de procedencia. El pastor David nos habla que la mayor parte de hispanos dentro de su área de influencia son colombianos, centro americanos y cubanos.

 

Él nos comentó que de los tres grupos el mayor nivel socio-económico y educativo se encuentra entre la comunidad Colombiana y Venezolana. Sus dos años de labor evangelística en la iglesia de Miami le ha dado la oportunidad de conocer estas comunidades de tal manera que ha podido identificar sus gustos y maneras de actuar como comunidad.

 

La población hispana es atraída a la iglesia además del mensaje del evangelio, desarrollando programas sociales de inclusión de las comunidades que rodean la congregación. En las iglesias en las cuales el pastor desarrolla su trabajo existe mayormente población hispana, por lo que no hay problemas de inclusión.

 

La experiencia misionera del pastor Acton lo ha llevado a aprender dos idiomas adicionales a su idioma materno que es el inglés. Cuando le preguntamos por el idioma de su preferencia nos respondió que el alemán, esto debido a que lo aprendió durante su juventud. Dice que el español le gusta pero no se siente tan seguro por que como el mismo lo dice, lo aprendió cuando ya era adulto. Su trasfondo es totalmente bautista.

 

Más allá de utilizar un método tradicional, lo que hace el pastor Actor es hacer el evangelismo una forma de vida y convierte su gusto de conversar y hacer amigos como herramienta principal para hablar de Cristo y su obra redentora. Cada momento de la vida del pastor David es una buena oportunidad para evangelizar y llevar las buenas nuevas a sus interlocutores. De manera intencional busca interactuar con alguien en cada una de las actividades de su vida para poder evangelizarle.

 

Se siente muy seguro de su método al evangelizar de esta manera; Estando en su casa no está limitado por el tiempo, que podría ser un obstáculo cuando se está fuera de ella en otro país. Cuando hacen actividades evangelística en su congregación, realizan programas mayormente de justicia social en donde se proveen servicios que van desde talleres de inmigración hasta provisión de alimentos de la canasta básica.

 

La clave, según el pastor David, está en llevar también información acerca de cómo la iglesia puede ayudarles en la parte espiritual. Se recolecta información que después su departamento va a utilizar para realizar contactos. Durante estas actividades sociales con ánimo evangelístico, también hay pastores y voluntarios que oran por quienes así lo pidan. Los eventos se utilizan para conocer la gente y que esta misma gente se conozca entre ellos.

 

El hacer un trabajo de inmersión dentro de la comunidad hispana, lo ha llevado a conocer tanto sus necesidades, como su manera y métodos  de compartir sus momentos libres o aquellos que los hace sentirse más felices. Con esta información, este misionero sabe que podrá hacerse parte de esta comunidad y facilitar su trabajo evangelístico.

 

Hace un llamado a los pastores a que se llame a la congregación a tomar acción y salir a evangelizar. No solo como una actividad que se da una sola vez al año sino constantemente. Que el pastor mismo desarrolle programas de evangelización que comienzan con series de sermones , y actividades que lleven a la congregación a saber que se hace más como cumplimiento de un mandamiento divino y no como una actividad que el pastor los está forzando a hacer.

 

Aconseja que el trabajo misionero se comience y se mantenga con periodos de oración en donde se habla con Dios a cerca de las personas a las cuales se les va a llevar la palabra y luego se pide a Dios que hable a través de nosotros a estar personas. El mensaje que debemos llevar viene de Dios y es sobre El mismo. Hablamos con Dios de la persona a la que vamos evangelizar y a la persona le hablamos de ese Dios.

 

Para cuando se van a armar los grupos misioneros y los grupos Evangelísticos que van a ir a llevar la palabra de Dios al mundo latinoamericano, el pastor David nos dice que se buscan las personas que sean más efectivas dentro de la iglesia, aquellas que lideran los grupos de oración, que son grandes intercesoras, que ayudan dentro de los servicios dominicales, que son como hormiguitas siempre trabajando para servir a los demás. A este tipo de personas no se puede utilizar para los trabajos misioneros.

 

El trabajador o servidor misionero por lo general son personas que el pastor Acton llama los llaneros solitarios, pero que el dentro de su labor pastoral llega a conocer e identificar a cada uno por sus cualidades y los asigna a diferentes grupos de acción misionera de acuerdo a las necesidades de quienes van a ser evangelizados. Cada misionero da lo que el evangelizado necesita recibir.

 

Además de que el pastor Acton utiliza su día a día como método evangelístico, llevando el mensaje del evangelio a aquellas personas con las que interactúa dentro de su medio ambiente, tiene planes de entrenamiento para ellos y todos los nuevos convertidos, luego de que llegan a la iglesia. El afirma que es clave para el crecimiento de la congregación, que cada convertido llegue a ser un discípulo que discipule a otros.

 

Para esto, el pastor Acton, trabaja actualmente  con un programa de formación para nuevos conversos que consta de ocho clases básicas de entrenamiento desarrolladas a través de la misma cantidad de semanas. Durante este entrenamiento los nuevos conversos aprenden y comprenden las doctrinas básicas del Cristianismo.

 

Durante el entrenamiento básico de ocho semanas se hace un enfoque especial a que lo que va a emprender no es algo que simplemente es una obligación o algo que las personas de la iglesia quiere imponerles; Más bien, se les enseña que todo lo que la iglesia enseña está basado en lo que dice la escritura.

 

El pastor David recomienda dos recursos para emplear en las clases de entrenamiento básicas así mismo como para las clases de discípulos entrenando discipuladores. El primer de los libros se llama “Los cuatro campos de crecimiento de reino” escrito por Nathan y Karu Shank[1].

 

Los otros recursos escritos hacen parte de una organización llamada “La iniciativa Timoteo” que tienen una serie de libros enfocados al discipulado, crecimiento y plantación de nuevas iglesias. Su fundador y presidente es el Dr. David Nelmes.

También utilizan los recursos de la organización T4T (entrenadores para entrenadores). “T4TOnline es un esfuerzo cooperativo entre David Garrison, el Southern Baptist International Misión Board y Greater Europe Mission para hacer más amplia la capacitación desarrollada por Ying Kai. David es un investigador principal en movimientos de plantación de iglesias y ha sido autor de Movimientos de Plantación de Iglesias: Cómo Dios está Redimiendo un Mundo Perdido (WIGTake Resources, 2004). Actualmente es el estratega global del IMB para Evangelical Advance”[2].

 

Como recursos gráficos, el pastor Acton nos contó que ellos utilizan pequeños videos que distribuye la organización “Campus Cruzade” en Ingles y su organización en español llamada “Ágape”. Estos videos son videos cortos que pueden ser compartidos hoy a través las redes sociales. Hace referencia en especial a “platos cayendo” un pequeño video que hace el llamado inicial a un inconverso.

 

Como recurso final nos recomienda el programa llamado “El curso Alfa” cuyo material es producido en Inglaterra. Este entrenamiento está programado para ser enseñado en diez y seis semanas que se estructura para gente no creyente que llega a una casa, a un lugar específico como un restaurante y escuchan una charla de veinte minutos que se da por un profesor o se les enseña el video; luego en una especie de tertulia se debaten el o los temas sin restricciones[3].

 

En mi opinión, el secreto de este líder es tener el evangelismo y el discipulado como parte de su DNA. El vivir lo que se hace vuelve las tareas un placer y el ministrar y entrenar a otros es una actividad diaria hecha de manera natural. Demuestra y soporta lo que algunos escritores nos recomiendan y es que el ser misionero o discipulador involucra actividades tales como hacerse parte de la comunidad en donde se está o se va a realizar el ministerio. Parte de este involucramiento con la comunidad se hace al compartir la cultura local, aprender el idioma y muchas otras cosas que lo hacer ser parte de la comunidad misma y que la gente no lo vea como un extraño.

 

El haber tenido esta conversación con el pastor David Acton me deja con la impresión de que quienes buscan ser efectivos y eficaces dentro de este ministerio, deben vivirlo como parte de su vida diaria. No es un trabajo, es un estilo de vida en el cual se preocupa por estar constantemente alineado con la comunidad en donde se desarrolla.

 

No encuentro nada que se pudiera hacer para que estos esfuerzos Evangelísticos  se hubieran podido hacer más efectivos. Lo que si reconozco es que nosotros los líderes y ministros hispanos debemos aprovechar el multiculturalismo de nuestras iglesias y comunidades para aprender más de una sociedad que cada vez es más diversa en sus orígenes , cultura y raza, para que podamos convertirnos en verdaderos misioneros evangelistas y discipuladores para asi ser herramientas prácticas en el ensanchamiento de la obra.

[1] Este recurso esta para disponible para descargar gratis en la siguiente página web: https://goo.gl/3XxL9w

 

[2] http:// http://t4tonline.org/about/

[3] Los recursos pueden ser encontrados en el siguiente sitio web: http://latam.alpha.org/